Sobre el derecho a vacunas de calidad

En Creemos Alianza Ciudadana nos unimos a las numerosas voces que reclaman al Gobierno Nacional el cumplimiento de sus deberes constitucionales consagrados en los artículos 83, 84 y 85 que dictan: “ La salud es obligación del Estado que la garantizará como parte del derecho a la vida”.

 

Hasta ahora el Ejecutivo Nacional ha pretendido gerenciar la crisis generada por la COVID-19 priorizando objetivos políticos-partidistas, que se han traducido no solo en un manejo ineficiente de las políticas de salud sino también en medidas abiertamente discriminatorias en contra de la gran mayoría de los venezolanos. Esto se ha puesto particularmente en evidencia en los temas relacionados con la campaña de vacunación, imprescindible para combatir los estragos que la pandemia está causando en la sociedad y la economía de la Nación. Después de un año y un mes de la aparición del virus y habiendo alcanzado alrededor de solo 3% de inmunización nacional, recién el sábado 10 de abril, la vicepresidenta Delcy Rodríguez declara que el Gobierno de Venezuela canceló la mitad del aporte a la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19, requisito previo paratener acceso al 20% de las dosis. Esta tardía y aún insuficiente decisión pone en evidencia que la falta de disponibilidad de las vacunas no obedece a supuestas restricciones impuestas por las sanciones de un conjunto de países democráticos al Gobierno Nacional, como consecuencia de las persistentes y graves violaciones a los derechos humanos, sino a un deliberado manejo político de la pandemia que insistimos en denunciar.

 

Creemos Alianza Ciudadana, además, alerta sobre las pretendidas intenciones delGobierno Nacionalde experimentar con vacunas y tratamientos que no han sido certificados por organismos nacionales e internacionales competentes en la materia, tales como la Organización Mundial de la Salud,la Academia Nacional de Medicina y la Sociedad Venezolana de Infectología. La salud de los venezolanos no puede arriesgarse con la intención de cumplir con acuerdos gubernamentales e intereses geopolíticos transitorios.

 

Creemos Alianza Ciudadanaadvierte que la magnitud de la crisis de la salud pública en Venezuela requiere de acuerdos firmes entre los diferentes agentes sociales y políticos que integran la sociedad venezolana. El país aún cuenta con científicos y personal médico capacitado para lidiar de manera eficiente con esta crisis sanitaria, pero se requiere de un profundo cambio de actitud en quienes dirigen hoy la administración pública, de manera que antepongan los intereses ciudadanos a los mezquinos intereses políticos y grupales que  dominan en las esferas gubernamentales.

 

¡ Las vacunas certificadas son un derecho ciudadano¡

Creemos Alianza Ciudadana es una plataforma, inclusiva, plural y democrática, aliada con organizaciones de la sociedad civil e integrada por ciudadanos con distintas ideologías políticas, credos religiosos, diversidad de etnias y de género, profesión, estrato social y nivel educativo, que desde hace tres años nos unimos bajo una dirección colectiva, con el fin de coordinar y promover la formación y participación de la ciudadanía por el rescate de la libertad y la democracia, así como por la observancia absoluta de los derechos consagrados en la Constitución Nacional.

Caracas, 12 de abril de 2021.

Facebook
Facebook
Instagram
Telegram